El verano de los futbolistas

Por mucho que en los informativos de la tele muestren imágenes de las islas paradisíacas donde los futbolistas pasan sus vacaciones. No os engañéis…la realidad es otra. Quizás en contados casos sea diferente, pero para la mayoría de los deportistas, el verano se convierte en una etapa con diferentes sensaciones muy extrañas, que en este artículo os voy a tratar de describir.

Comienza el verano y nada mejor que tener que llamar a la AFE para tramitar los 7 meses que te deben en el último equipo en el que has estado contratado. Al menos esta asociación te asegura cobrarlos, lo que no sabes es cómo ni cuándo.

17gal_HE_8543Thumb,0

¿Quién no es capaz de disfrutar de esas primeras semanas de verano sin saber dónde vas a vivir durante los próximos 10 meses? La tranquilidad que aporta esa llamada de un representante que te comenta una posible oferta, para al día siguiente descartarte esa opción y hablarte de otra ciudad y proyecto deportivo totalmente diferente. O cuando te habla de un club en el que están muy interesados en ficharte y durante los siguientes días no te coge el teléfono, para al final decirte que no se ha podido realizar la operación. A todo esto tú con las maletas hechas, la mujer y los niños (el que los tenga) esperando a que decidan por ti donde vivirás la temporada que viene.

Aparece entonces esa opción, pero el entrenador no te conoce y quiere que vayas a entrenar a prueba unas semanas. Eso sí…¡No te lesiones! porque de ser así, no sólo no te va a querer él, si no que, no te querrá nadie.
Aún así tú aceptas. Prefieres eso a entrenar solo en el parque de tu casa, pero llegas allí y te sientes como Manolo García, el último de la fila. El entrenador te pone en cualquier posición para completar los entrenamientos mientras te dice que está contento contigo, pero el director deportivo es el que manda y aún no ha tomado una decisión. Al preguntar al director deportivo, éste te dice que el entrenador es el que tiene la palabra y quiere verte algún partido amistoso más para ver cómo compites.

Para colmo cada mañana al entrar en Twitter no paras de ver los últimos fichajes de los equipos a los que aspiras a ir. Se agotan las opciones. Es difícil no caer en la depresión en estos casos, más aún sin poder ayudarte del Häagen-Dazs de un kilo, puesto que tienes que controlar la forma física. Recuerda que el primer día, en cualquier club por el que fiches, vas a tener las pruebas médicas y te van a medir la grasa, el peso, el alcohol en sangre y muchas cosas más.

Sientes como se acaban las vacaciones, pero te conformas con poder disfrutar de las fotos de los viajes de tus amigos, mientras estás en tu casa saliendo a correr a 42 grados y yendo a entrenar al gimnasio más solo que Higuaín en las finales. Aún confías en que ese esfuerzo dé sus frutos.

¡Al final lo consigues! Encuentras equipo y firmas por un año, por unas cantidades propias de un becario del fútbol. Comienzan esas triples sesiones con madrugón a las 7 de la mañana para correr en ayunas por el monte, en un pueblo perdido del mundo, donde no hay ni Pokemons. Para luego volver al hotel de concentración, desayunar y volver a entrenar un rato después. Comer, dormir siesta, merendar, entrenar la última sesión del día con las piernas más cargadas que las copas de Pocholo, cenar y dormir. Y al día siguiente ídem, un día más…o uno menos, como lo quieras ver. Añoras cosas tan básicas como el pan o el tomate en la pasta, cual participante de supervivientes. ¿No es apasionante? A partir de ahora tendrás unos nuevos amigos, llamados ampollas y calambres musculares, que te acompañarán a cada paso allá donde vayas. Ya no estás solo.

IMG_9616.JPG

Y a pesar de que cada verano todo esto te hace replantearte tu futuro en el deporte, al año siguiente estás ahí otra vez esperando que comiencen tus vacaciones de futbolista. ¿Por qué? Eso os lo dejo a vosotros.

Image-1.jpg

Anuncios

9 Comentarios Agrega el tuyo

  1. lenny7david dice:

    Tremendo Álvaro jaja pero después es tan gratificante toda esa pretemporada que merece la pena a pesar de encontrar pokemon 😂

    Le gusta a 1 persona

  2. Marc dice:

    El articulo és muy bueno, solo pondria un pequeño inciso en el tema de los calambres. Buenos estiramientos y después sesión de masaje de descarga

    Le gusta a 1 persona

  3. matiasgys dice:

    Esta bueno el articulo pero son las cosas que trae el ser futbolista, también podes ir a trabajar a un supermercado o en una oficina, creo q nadie obliga a nadie a ser futbolista. Todos los trabajos tienen pros y contras.
    Yo no tengo la condiciones para ser futbolista, pero me hubiese encantado igual q el 90% de los niños de uruguay.

    Le gusta a 1 persona

  4. Claudio finamore dice:

    El articulo habla de lo mas feo o menos gratificante no habla de lo economico de lo lujosos autos. de lo sponsor q se consigue en vestimenta. Sueldos soñados. Premios. Amigos . Y algunos o la mayoria de lo equipos q te dan todo sin tener q gastar de tu bolsillo . Pero cualquiera daria x estar tan solo en un un plantel haciendo lo q te gusta JUGAR FUTBOL

    Le gusta a 1 persona

    1. Federico genaro dice:

      Ese es el pico del iceberg , el 10% de los futbolistas, la segunda, segunda b y tercera de este país incluidos algunos primeras son así. Todo el mundo dice me gustaría vivir como un futbolista, mentira, te gustaría vivir como cristiano, messi. La cara oculta no le gusta a nadie

      Le gusta a 1 persona

    2. a peleteiro dice:

      No es tan facil. Eso es lo que todos creemos porque lo vemos en la tele. Te hubiera invitado a pasar un verano con nosotros ( mi chico juega en segunda b) este articulo describe la realidad de los que no son messi ni Cristiano ni Piqué….. somos personas con la maleta en la puerta, donde digan sin preguntar porqué alli voy detras de mi chico… no es justo que cuando se hablen de estas cosas la gente crea qur son mentiras y pantomimas porque realmente se pasa mal. Somos modestos, tenemos hipoteca y tenemos el sueño de crear un futuro. Seguro que como tu..un saludo

      Le gusta a 1 persona

  5. Gustav dice:

    Esto ocurre en todos los trabajos. Da igual que seas futbolista o agricultor todo se está de jugársela e invertir para ello. Ole por el que le salga bien y se lo curre además se lo merece si es así. Osea que a currarselo todos.

    Le gusta a 1 persona

  6. Gabriel dice:

    Jugue un dia al futbol y el mister me mando a casa , no valia para esto , hoy soy un agente de futbol respetado y conocido a nivel mundial. En primer lugar la historia cuenta de un chico que fue a probar (muy mal a mi opinion) que las vacaciones son asi pues si lo son, seguro que no en primera y seguda div A , como tampoco en algunos equipos de segunda B ya que es otro nivel de futbol y economico. No obstante el que quiere que triumfar lo tiene que demostrar en el campo de futbol, seguro que si lo hace muy bien durante un año no tendria que probar el año que viene otra vez !!!! A los que quieren comprender !!! Saludos

    Le gusta a 1 persona

  7. Dani dice:

    Estoy muy de acuerdo con este artículo, es cierto que la primera división y la segunda A, son cosas distintas, quizás muchos piensen que por los sueldos que cobran esta merecido pasar por esa angustia veraniega… cada uno con lo que opine.

    Sin embargo, la realidad del futbol es que la mayor parte de futbolistas no son ni de 1ª ni de 2ªA, son de 2ªB hacia abajo, y aunque como han dicho todo se demuestra en el campo, en estas categorías los contratos no son desorbitados como en otras categorías superiores, ni suelen firmarte por más de dos temporadas, motivo por el cual cada año, o a lo sumo cada dos años, por muy bien que lo hagas y muy buen palmares que tengas, te verás en la situación de incertidumbre, unas veces por miedo te agarras a lo primero que viene, otras esperas hasta el final… sin embargo nunca sabes que va a pasar ni a donde vas a ir.

    Te metes de lleno en otra nueva aventura, esperando que te paguen tu sueldo, que vuelvo a decir de 2ºB hacia bajo, en la mayoría de los casos, son sueldos medios de personas humildes y trabajadoras, deseando que no se retrasen con los pagos o que te dejen a deber. En muchos casos somos el sustento de la familia, con hijos a cargo, y mareando a nuestras mujeres de una ciudad en otra durante toda nuestra carrera deportiva.

    Es cierto que este trabajo lo elegimos nosotros, que tiene muchísimas ventajas y nos sentimos muy afortunados de poder dedicarnos a aquello que más nos gusta, por lo que nos hemos dejado cada articulación de nuestras piernas. Pero no es oro todo lo que reluce, nosotros acabamos nuestra carrera a los treinta y mucho con suerte, en la mayor parte de los casos con artritis en las rodillas o tobillos, varias operaciones en los ligamentos y alguna que otra cicatriz más por nuestro cuerpo, hemos renunciado a familia, amigos e incluso relaciones por conseguir un sueño, pero también el sueño de una ciudad o pueblo, y muchas veces se nos trata como simples fichas de ajedrez.

    Cada trabajo tiene sus inconvenientes, no quiero hacer de más ni de menos a ninguno, pero al ser un artículo dedicado al futbol y los futbolistas, creo que tenemos derecho en poder expresarnos libremente y poder decir las verdades que inunda este deporte.

    Saludos

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s