El poder de la mente en el fútbol

el

Es por todos conocida la frase: “el fútbol es un estado de ánimo“. Y realmente lo es. Lo digo yo que lo he vivido en mis propias carnes. Muchas veces me siento el Iniesta de España en el Mundial de Sudáfrica y otras parezco el personaje de Arthur de los Supercampeones. Del tope hasta el abismo. De la algarabía a la tristeza en solo minutos, quizás segundos. De la gloria al fracaso.

aLkCwkx

Ese estado de ánimo invisible al ojo del aficionado y que se siente dentro del cuerpo, como nuestra temperatura en ese preciso momento al ser medidos por un termómetro analógico, es un aspecto un tanto complicado, pero a la vez muy importante en el ámbito del deporte: la psicología.

Este apartado no es sólo colectivo. El individuo y más concretamente el futbolista es especialmente egoísta. Sólo piensa en sí mismo.

La tarea más complicada para un entrenador es equilibrar los egos de su plantilla y hacer sentir importantes a todos en cada uno de sus roles. Nada fácil misters, pero mucho ánimo con este reto.

Cómo afrontar una dinámica negativa de resultados

Os cuento una experiencia personal. En el Levante B tras una pre-temporada realmente buena, comenzó el campeonato y estuvimos las 10 primeras jornadas sin ganar. 10 jornadas son 2 meses y medio… con sus correspondientes entrenamientos, charlas, noches de darle vueltas a la cabeza.2j0zct4

Quizás la primera derrota en el debut por 1-5 fue un lastre mental para un equipo que al final de liga acabó descendiendo. El entrenador tenía un 11 titular bastante marcado durante la buena pretemporada. Nos lo habíamos ganado.A partir de la 5ª jornada, el entrenador fue quitando a uno o dos jugadores habituales del 11 para probar e intentar revertir la situación. La desesperación rondaba por su cabeza como la inestabilidad emocional en cada una de nuestras cabezas.

En la 10ª jornada, me tocó a mi empezar desde el banquillo y mala suerte la mía, mi equipo consiguió la primera victoria de la temporada en un partido horroroso. Por si aún no lo sabíais, los entrenadores además de su incapacidad comunicativa y analítica, son bastante supersticiosos.

Me tiré 5 partidos seguidos sin apenas jugar, y volví a la titularidad por la sanción de un compañero, en uno de esos partidos que nadie quiere jugar. Perdimos de manera abultada y volví al ostracismo.

Para el entrenador yo era el gafe. En las dinámicas negativas de resultados tendemos a buscar culpables en vez de buscar soluciones. Nos basamos en el resultadismo más extremo, en el corto plazo ignorando el poso que cultivamos a largo plazo.

Mi nuevo rol no era realmente lo que más me afectaba. Lo peor para la psicología de un futbolista es cuando ves que tus compañeros empiezan a no confiar en ti. Hay que ser muy fuerte mentalmente en esa situación para seguir confiando en uno mismo.

james-rodriguez-lio-as

Después de muchos años en esto, me he dado cuenta que un futbolista cuanto menos piensa en todo lo que hay fuera del propio juego mejor, incluso en lo que hay dentro. Jugar por y para divertirse. Pero eso no significa no correr, no luchar…se debe aprender a disfrutar sufriendo y compitiendo en un campo de fútbol. Sino, ¡ésta no es tu profesión! Es como el que va al gimnasio para gustar a las chicas en verano. Sólo se consiguen resultados cuando se disfruta del propio entrenamiento, por la causa no por el efecto.

La importancia del entrenamiento mental en el fútbol

Me vale para cualquier deporte, incluso para cualquier situación personal. Pero en mi caso hablo de lo que estoy viviendo.

En mi actual equipo llevábamos 3 meses sin ganar. Nos llovían críticas por todos lados, a jugadores cuyos sueldos no dan ni siquiera para sobrevivir. Somos supervivientes que nos dedicamos con pasión al fútbol en búsqueda de la felicidad individual. La tensión del ambiente en torno al equipo era grande.

561493_3954260181525_1954048447_n

Pues bien, un cambio de entrenador que sobretodo trabaja nuestra mentalidad nos hace que en sólo dos partidos hayamos conseguido un empate y una victoria. !!!Una victoria!!! Desde noviembre no conocíamos esa sensación de llegar al entrenamiento del lunes habiendo ganado. Os digo una cosa, valorad cada triunfo. Sólo cuando no los logras te das cuenta de lo difícil que es conseguirlos.

Pero ojo, una victoria es como acostarte con una tía buena que está casada. Cada vez que lo haces lo disfrutas enormemente, pero en el fondo es peligroso, y tú lo sabes. El halago debilita, nos relaja de la autocrítica. Hay que mantenerse neutros frente a los resultados y sobretodo frente a lo que viene de fuera.

La depresión de Buffon y el síndrome de Burnout

SONY DSC

Para muestra un botón, el caso del internacional italiano Gianluigi Buffon. El que para muchos es uno de los mejores porteros de la historia pasó momentos complicados. Como reconoce en su autobiografía, necesitó de un psicólogo para superar una profunda depresión sufrida durante la temporada 2003-2004. Ganador de un mundial con Italia, de un gran número de títulos y premios individuales ,no disfrutaba de lo que hacía. Os dejo dos artículos al respecto:

Buffon: “la mejor parada de mi carrera fue contra la depresión”. 

El mundo nos cuenta los 6 meses de depresión del portero

El síndrome de Burnout es cada vez más reconocido en futbolistas. Se trata de un estado de agotamiento físico, emocional y mental que se reproduce en personas al realizar su trabajo. No es oro todo lo que reluce en el deporte. Él fútbol no es solo jugar al balón dos horitas al día. Os dejo dos artículos del tema: uno de ellos explicando el síndrome de Burnout y otro el caso del ex jugador del Real Madrid Miñambres en el que cuenta su experiencia personal y retirada.

Síndrome Burnout

Entrevista a  Oscar Miñambres

Teoría budista: no te preocupes por un problema que tiene solución, y si no la tiene mucho menos. Sólo ocúpate.

Última reflexión:

Los 0-0 deberían ser penalizados sin puntos. Tanto al aficionado, como al jugador, cuando el árbitro pita el final del partido y se llega con el resultado de empate a 0, se nos queda la misma cara que cuando perdemos el tren.

Cada vez es menor la afluencia de público a los estadios. Al final el fútbol es espectáculo y el resultadismo nos está llevando a rebajarlo. Si la gente no disfruta y se emociona con lo que ve, no paga señores. Con la calidad no se negocia.

 

 

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. albert dice:

    muy bueno!! Felicidades

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s